Consejo

Jugo de grosella negra: recetas para el invierno.

Jugo de grosella negra: recetas para el invierno.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La recolección de frutas y bayas le permite a una persona obtener la porción necesaria de vitaminas en la estación fría. El jugo de grosella negra para el invierno es un verdadero almacén de nutrientes y microelementos. Una amplia variedad de recetas le permitirá elegir la bebida perfecta que será apreciada por todos los miembros de la familia.

Los beneficios y daños del jugo de grosella negra.

La bebida elaborada con esta baya es un excelente tónico. Durante mucho tiempo, ayudó a recuperar la fuerza después de un día de trabajo y también actuó como un tónico general durante la deficiencia de vitaminas. El jugo ayuda a eliminar las toxinas dañinas del cuerpo, limpia los riñones y el tracto urinario.

Según las recetas populares, el jugo de grosella negra combate eficazmente las úlceras estomacales y duodenales. También ayuda con la gastritis poco ácida. La bebida se utiliza como medicina complementaria en el tratamiento de enfermedades del hígado y del sistema digestivo.

¡Importante! Entre los nutrientes que se encuentran en las bayas de grosella se encuentran las vitaminas C, B1, B2, D, E, K y P. También son ricas en sales de hierro y potasio.

La vitamina C, que está presente en grandes cantidades en las bayas, tiene un efecto excelente en el cuerpo para los resfriados. Ayuda a aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado, como dolores de cabeza y congestión nasal. El jugo es más destructivo para cepas de virus como A2 y B.

A pesar de toda la utilidad, existen varias restricciones sobre el uso de esta bebida de bayas. En primer lugar, las contraindicaciones son la intolerancia individual a los componentes del producto, así como la tendencia de una persona a las reacciones alérgicas. Los carbohidratos, contenidos en las bayas en grandes cantidades, están contraindicados para personas con problemas de sobrepeso, diabetes mellitus. No se recomienda consumir jugo de grosella negra para personas que hayan tenido recientemente un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

Cómo hacer jugo de grosella negra

Para preparar una bebida de calidad, es necesario abordar el proceso de preparación del ingrediente principal con especial responsabilidad. Las bayas recién recolectadas deben clasificarse cuidadosamente para eliminar hojas, insectos y varios objetos extraños. La cola y el resto de la flor se eliminan de cada baya.

¡Importante! Es necesario eliminar las frutas en mal estado, incluso unas pocas bayas podridas pueden estropear la bebida futura.

Durante varios siglos, cosechar grosellas negras ha aprendido a extraer su jugo de varias formas. Tradicionalmente, todos estos métodos se dividen en 2 grandes grupos: con y sin exprimidor.

Jugo de grosella negra a través de un exprimidor

Usar un exprimidor para una deliciosa bebida es la opción más fácil. Cocinar jugo de grosella negra a través de un exprimidor durante el invierno facilita enormemente todo el proceso de enlatado para las amas de casa. Las bayas se colocan en el recipiente exprimidor, el dispositivo se enciende, luego de lo cual la bebida terminada se vierte a través de un orificio especial. El bizcocho que queda de las bayas se tira.

Hay 2 tipos de exprimidores: de tornillo y centrífugo. Para obtener líquido de grosella negra, no se recomienda utilizar modelos de barrena más costosos. Si bien pueden exprimir hasta la última gota de jugo, un exprimidor centrífugo simple lo hará mucho más rápido.

Jugo de grosella negra sin exprimidor

Para hacer una bebida sin utilizar un exprimidor, tendrás que dedicar un poco más de tiempo y esfuerzo. Entre todos los métodos, hay 3 más populares:

  1. Con picadora de carne. Las bayas se colocan en un recipiente para picar carne y se desplazan sobre la rejilla de alambre más pequeña.
  2. Usando una licuadora. Se elabora un puré homogéneo a partir de las frutas. Puede utilizar una batidora de mano y una batidora estacionaria.
  3. Con la ayuda de un flechazo. Las bayas se trituran para obtener el jugo dentro.

A pesar de las diversas adaptaciones, el punto común de todos los métodos es la preparación de papilla de frutos rojos. Colar para obtener jugo puro. Un colador fino o una gasa enrollada en varias capas son los más adecuados para esto.

Recetas de jugo de grosella negra para el invierno.

El concentrado de grosella negra resultante rara vez se usa como bebida terminada. Si bien hay personas que prefieren un producto puro, la mayoría lo complementa con todo tipo de aditivos. El primer lugar entre tales adiciones lo ocupa con confianza el azúcar; además de la dulzura, también es un excelente conservante que puede extender la vida útil durante mucho tiempo. Muchas personas reemplazan el azúcar con miel, esto complementa el sabor y el aroma de la bebida.

¡Importante! El olor del jugo preparado también se puede mejorar agregando hierbas como la menta o el tomillo.

Entre las adiciones a la bebida, puede usar otras variedades de grosellas, así como una variedad de cultivos de frutas y bayas. Las grosellas negras van bien con los frutos rojos. Las recetas para una bebida con la adición de manzanas y frambuesas son muy populares.

Una receta simple de jugo de grosella negra

Dado que la grosella negra en forma concentrada tiene un sabor bastante fuerte, los expertos recomiendan agregar una pequeña cantidad de agua pura al cocinar. Para la receta necesitarás:

  • 3 kg de grosella negra;
  • 250 g de azúcar;
  • 300 ml de agua.

Los frutos se amasan con un machacador, se mezclan con líquido y se prenden fuego. Después de que la mezcla hierva, el fuego se reduce y las bayas se hierven durante media hora. El líquido se enfría y se filtra de las pieles de las bayas.

¡Importante! El proceso de filtrado puede llevar bastante tiempo. En promedio, esta cantidad de comida toma de 2 a 3 horas.

El jugo puro se mezcla con azúcar y se vuelve a poner en la estufa. El líquido se hierve a fuego medio durante 15 minutos. La bebida terminada se enfría y se vierte en frascos esterilizados preparados.

Jugo de grosella negra sin azúcar

Una bebida sin azúcar se considera la más útil: contendrá la cantidad máxima de nutrientes y vitaminas. Esta receta producirá jugo concentrado de grosella negra. Para prepararlo, necesitará 2 kg de bayas y 150 ml de agua hervida.

Las frutas se trituran de la manera que más le convenga, se mezclan con agua y se colocan en la estufa. Es muy importante revolver la mezcla de bayas periódicamente para evitar que se queme. Media hora después del inicio de la ebullición, la sartén se retira de la estufa, el jugo se filtra a través de una gasa doblada en varias capas. La bebida terminada se vierte en latas, que se enrollan debajo de las tapas.

Jugo de grosella negra y roja

En la combinación de grosellas rojas y negras, nace un sabor a bayas único. La bebida incluirá todas las propiedades beneficiosas de ambas variedades. Si lo desea, se puede endulzar con un poco de azúcar. Para cocinar necesitarás:

  • 1 kg de grosella negra;
  • 1 kg de grosella roja;
  • 500 ml de agua;
  • azúcar al gusto.

La mezcla de bayas se muele en una licuadora o en una picadora de carne, se le agrega agua y se envía al fuego. Cuando la mezcla hierve, el fuego se reduce al mínimo, con agitación constante, se hierve durante media hora. Durante este tiempo, la mayor parte del agua se evaporará, dejando solo una bebida concentrada de bayas. Después de colar, se prueba el jugo; si es demasiado ácido, puede agregar 200-300 g de azúcar. El producto terminado se vierte en latas y se envía para su posterior almacenamiento.

Con la adición de manzanas

Las manzanas, como las grosellas negras, son una excelente fuente de vitaminas. Además de sus increíbles beneficios, pueden dotar a la bebida de un excelente sabor y delicado aroma afrutado. Si se utilizan variedades agridulces para preparar la bebida, es aconsejable agregar una pequeña cantidad de azúcar al producto terminado. Para la receta necesitarás:

  • 1 kg de manzanas frescas;
  • 1 kg de grosella negra;
  • 300 g de azúcar.

Primero, los jugos se preparan por separado. Las manzanas se pelan y se quitan el corazón, después de lo cual se envían a un exprimidor. Las grosellas negras se exprimen de la misma manera. Luego se mezclan ambas bebidas, se les agrega azúcar. La mezcla resultante se coloca en la estufa, se lleva a ebullición, se hierve durante 10-15 minutos y luego se retira del fuego. Cuando el jugo terminado se ha enfriado, se vierte en frascos esterilizados y se envía al almacenamiento.

Con miel y menta

La miel siempre ha sido considerada uno de los mejores remedios caseros. En combinación con la grosella negra, la bebida puede convertirse en una verdadera bomba de vitaminas que puede eliminar fácilmente cualquier resfriado. La menta, a su vez, aporta un aroma único que no dejará indiferente a nadie. Para preparar una bebida de este tipo, debe:

  • 2 kg de grosella negra;
  • 250 ml de agua;
  • 150 g de miel líquida;
  • un pequeño manojo de menta.

Las bayas se trituran con un machacado, se mezclan con agua y se llevan a ebullición. Con agitación constante, la mezcla se hierve durante 15-20 minutos, luego se enfría y se exprime para obtener un líquido limpio. Se le agrega miel, se mezcla y se hierve junto con hojas de menta enteras durante 10 minutos. Las hojas usadas se colocan en frascos junto con la bebida.

Con frambuesas

Las frambuesas, como la miel, son un excelente remedio para los resfriados. Tiene un sabor brillante que, en combinación con la grosella negra, lo convierte en una excelente bebida de frutos rojos. Dependiendo de la variedad de bayas, puede agregar un poco de azúcar al gusto. Para la receta necesitas:

  • 1 kg de grosella negra;
  • 1 kg de frambuesas;
  • 300 ml de agua;
  • 200-300 g de azúcar.

Las bayas se mezclan y se pasan a través de una picadora de carne. Se agrega agua a la mezcla de bayas y se deja hervir durante 20 minutos. Una vez que la mezcla se ha enfriado, se escurre a través de un colador fino o una gasa doblada en varias capas. Si el jugo resultante es demasiado ácido, se le agrega azúcar y se hierve durante 5 minutos. Solo después de eso se vierte en latas y se envía al almacenamiento.

Términos y condiciones de almacenamiento

El jugo de grosella negra, con el debido cumplimiento de la tecnología de preparación, se puede almacenar hasta por 6-8 meses. Al mismo tiempo, la adición de azúcar al producto terminado aumenta su vida útil hasta 12 meses. Además, no descuide la esterilización: esta acción ayudará a proteger el jugo del desarrollo de microorganismos dañinos.

Para que la vida útil del jugo de bayas sea lo más larga posible, es necesario adoptar un enfoque responsable para garantizar las condiciones adecuadas. Los lugares oscuros que no están expuestos a la luz solar directa son los mejores. La temperatura ideal de almacenamiento es de 4 a 8 grados.

Conclusión

El jugo de grosella negra para el invierno le permite conservar todas las vitaminas y minerales útiles de las bayas frescas. En combinación con otras frutas y varios aditivos, puede obtener un producto excelente que puede sorprender con su sabor incluso al gourmet más exigente.


Ver el vídeo: Como plantar grosello negro Grosellero. zarzaparrilla. #vidaautosuficiente (Enero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos